16 Errores financieros típicos de los empresarios PyME (II Parte)

En el artículo anterior enumeramos los primeros 6 errores financieros típicos de los empresarios PyME (ver 16 Errores financieros típicos de los empresarios PyME-I Parte). En el presente artículo vamos a hablar de los demás errores.

7. Confusión conceptual: Para entender la salud de tu empresa debes aprender a separar entre:

-    liquidez (capacidad de tu empresa para pagar las deudas de corto plazo y dejar algún excedente);

-    rentabilidad (lo que tu empresa está generando como resultado del trabajo). Hay varias maneras de medir la rentabilidad, por ejemplo, sobre las ventas, sobre la inversión, sobre el aporte que el dueño puso en la empresa;

-    solvencia (la relación entre todo lo que la empresa tiene y le deben, versus lo que la empresa le debe a sus propietarios y terceros). Normalmente, si tu problema es solvencia, ningún banco te va a ayudar y difícilmente lo hará si tienes rentabilidad negativa. En cambio si tu problema es liquidez, hay varias soluciones bancarias y no bancarias.

8. Nivel de endeudamiento alto: Muchas empresas terminan trabajando para el banco, porque llegaron a un nivel de endeudamiento más allá de lo que el giro aconseja. Otras empresas sufren innecesarios problemas de caja, a pesar de que su estructura financiera les permitiría acceder fácilmente a nuevos créditos. Tener buenos créditos es saber estar en el filo de la balanza. Ni más créditos que los que te convienen, necesitas y puedas pagar, ni menos créditos que los que tu empresa pueda afrontar y requiera. Se supone que siempre la rentabilidad de tu empresa debe ser mayor que el costo del crédito.

9. No leer las señales de salud financiera de tu empresa: ¿Le estás vendiendo a clientes que nadie quiere?, ¿Está aumentando el periodo que te demoras en recuperar las ventas por cobrar?, ¿Los proveedores te están dando menos crédito?, ¿Estas vendiendo lo mismo pero cada vez a menos clientes?, ¿Estás perdiendo capacidad de recuperarte cuando tus clientes fallan? ¿Ha aumentado el uso de tu tarjeta de crédito personal en las operaciones de tu empresa?, ¿Estás utilizando frecuentemente la línea de sobregiro, y recibes multas frecuentes por uso de sobregiros no pactados?, ¿Retiras efectivo con la tarjeta de crédito?, ¿Tuviste que pedir un crédito personal para prestarle a tu empresa?, ¿Tuviste que dar tu casa en garantía para un crédito de la empresa? Son todas señales que la salud financiera de tu empresa está deteriorada. Es necesario ir reduciendo y no aumentando dichos síntomas.

10. Confundir tasa de interés con el costo del crédito: En los créditos pequeños a veces el costo real del crédito es 1,5 o más veces la tasa declarada por la institución financiera, producto de distintos tipos de cargos. Afortunadamente hoy existe la Carga Anual Equivalente (CAE) que permite conocer mejor el costo real de una operación financiera.

11. No buscar ayuda especializada: Hay decenas de instrumentos financieros de corto, mediano y largo plazo. La mayoría de ellos no son apropiados para las características y necesidades de tu empresa. Un error clásico que solemos cometer las PyME es financiar con instrumentos de corto plazo (por ejemplo sobregiro en cuenta corriente, créditos a un año, o tarjeta de crédito) necesidades financieras de largo plazo (por ejemplo compra de un edificio, de un galpón o de vehículos).

12. Creerte el cuento que estás siendo “conservador” en tus estimaciones: La realidad es que un 50% de las PyME cierra antes de 5 años. Mientras más holgura te dejes, mejor.

13. Descuidar la atención sobre los factores críticos de costos: En un mundo cambiante y globalizado los empresarios estamos obligados a mantener una atención constante sobre los costos de materias primas y mano de obra, especialmente en estos días si tu empresa está relacionada con la minería, la construcción o la agricultura.

14. No manejar, desde el comienzo, más de un escenario: Lo que se ha venido a llamar el “tener un Plan B ”: ¿Qué haré si ….? De tal manera estar preparado para diversas eventualidades, que tenga ya esbozado uno o más planes de acción en el caso de que las expectativas no se vean realizadas.

15. Desconocer el punto de equilibrio de la empresa: La mayor parte de los empresarios sabemos calcular fácilmente los costos variables de los distintos productos y servicios que vendemos. El problema está normalmente en la forma en que distribuyamos los costos fijos (arriendo, sueldos administrativos y ejecutivos, gastos de oficina, etc,) entre los distintos productos de nuestra empresa.

16. No hacer provisiones para contingencias y gastos no esperados: La realidad siempre sorprende la mejor planificación.

¿Te ha ayudado este artículo? ¿Te has sentido identificado con alguno de estos errores? ¿Cuál otro añadirías? Me gustaría conocer tu opinión. Deja tu comentario en el formulario de abajo.

 

Mario Astorga De Valenzuela
ACELERADOR Empresarial

 

Si tienes interés en estas materias te invitamos a leer los demás artículos de este blog. También te sugerimos leer: 

- Tu financiación habla mal de ti (Sherpa Financiero)

- Desintermediación bancaria y nuevas fuentes de financiación para las PYMES (Blog de Impulsando Pymes – Blog Archive)

- Como ahorrar más manteniendo tus gastos controlados

- Cómo debes medir tu salud financiera (Xavier Romea Consultor)

- El renting cuando estás en busca de financiación

- Las 10 preguntas más importantes que te hará un inversor (Estrategia, startups y modelos de negocio)

 

Si lees inglés te pueden interesar:

- Crowdfunding is a Way of Financing a Business Venture (Financiamiento colectivo para financiar un nuevo negocio)

- The Sure-Fire Way to Get a Loan for Your Small Business (La manera segura de conseguir un crédito para tu PyME)

- Top 3 Reasons Banks Will Deny Your Small Business Loan Request (Las tres razones principales por la que los bancos le rechazan  solicitudes de créditos a las PyME)

- Why a Growing Business Always Needs More Cash (Por qué un negocio en crecimiento siempre necesita más efectivo)